• Competencias:

    Conocimiento y cuidado de sí mismo.

    Responsabilidad en el cuidado de la salud. Respeto de la integridad personal.

  • Valores

    Responsabilidad en el cuidado de la salud. Respeto de la integridad personal.

  • Aprendizaje esperado:

    Aplica medidas que previenen su salud e integridad personal.

Escenario 1 .

Cuida tu salud.

Escenario.


Un lunes por la mañana, Catalina y Rigoberto salieron muy temprano al parque junto con sus padres a hacer ejercicio, como todos los días. Luego, los dos niños tomaron un baño y se pusieron su uniforme escolar que su mamá había lavado y planchado la noche anterior. Don Víctor — su papá— había lustrado sus zapatos.

Doña Paula salió más temprano de lo normal ese día, porque debía pasar al Centro de Salud a hacer una cita para llevar a sus hijos a vacunar, pero les dejó el desayuno preparado en la mesa. Rigoberto, adelantándose como siempre a Catalina, entró a la cocina, abrió el refrigerador y sacó un refresco de naranja, además de una bolsa de frituras de la alacena, se fue a la sala y empezó a comer.

—Rigoberto, no comas eso —dijo Catalina—. Te va a doler el estómago si comes esos fritos con chile en ayunas y se te van a caer los dientes si tomas tanto refresco-

—No es cierto, ¿tú qué sabes, Catalina? —dijo Rigoberto.

  • “Comer alimentos nutritivos me ayuda a crecer sanamente”.

—Deja esos fritos —insistió Catalina— y ven a comer conmigo el desayuno que nos dejó mi mamá.

Justo en el momento en que los hermanos discutían, sonó el timbre de la casa. Era Adela.

—Hola, Adela, pasa —dijo Catalina—. ¿Ya desayunaste?

—No. Mi tía Paula me dijo que llegara temprano para desayunar con ustedes —respondió Adela muy gustosa.

— ¡Pues qué padre! —dijo Rigoberto desde la sala—. Ven, mira, todavía me quedan muchas frituras. ¡Están deliciosas! ¿Quieres? —No, Adela, mejor ven a comer a la cocina conmigo, mamá hizo huevos revueltos con jamón y hay jugo de naranja fresquecito. Ándale, Rigoberto

—dijo Catalina—, no le estés ofreciendo fritos a Adela y ven a comer con nosotras.

Adela tenía hambre, pero estaba indecisa de qué comería: si el desayuno que preparó su tía o las frituras que le ofrecía Rigoberto.

En ese momento llegó don Víctor hasta donde estaban los niños. Buscaba el cuchillo de la cocina y no lo encontraba por ningún lugar.

—Yo no lo he visto, papá —dijo Catalina—. ¿Quieres que te ayude a buscarlo?

—No, hija… ustedes mejor desayunen —contestó don Víctor, mientras seguía buscando el cuchillo.

—Mmm... Papá —susurró Rigoberto—, yo lo tomé hace rato para jugar…

— ¡Qué! —dijo sorprendido don Víctor—. ¿Cómo que tú tomaste el cuchillo para jugar?

—Sí, pero fue sólo un ratito —contestó Rigooberto defendiéndose, mientras Catalina y Adela observaban en silencio.

—¿Y dónde lo dejaste, Rigoberto? —preguntó don Víctor.

—Lo dejé en la sala, sobre la mesita —respondió el niño.

—Bueno, voy por él para cortar unas naranjas. Pero ustedes ¡apúrense a desayunar, porque casi es hora de irnos a la escuela! —dijo don Víctor apresurado.

Rigoberto, mirando a todas partes, se guardó un puñado de fritos en las bolsas del pantalón...

Adela pensaba qué desayunar...

Actividad

Clasifica alimentos nutritivos y chatarra

1.- Estar sano depende mucho de lo que comemos. Es importante saber cuáles son los alimentos que nos nutren y los que dañan nuestro organismo.

2.- Haz clic en los alimentos y ubica cada uno en el lugar que le corresponde.



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde cada uno de los siguientes valores: Responsabilidad en el cuidado de la salud.



  • Competencias:

    Auto regulación y ejercicio responsable de la libertad

  • Valores:

    Responsabilidad, Respeto.

  • Aprendizajes esperados:

    Identifica actividades o situaciones en las que puede tomar decisiones propias.

    Describe responsabilidades que ha adquirido en la casa y en la escuela, y cómo se han modificado conforme ha ido creciendo.

Escenario 2

Decido con responsabilidad

Escenario

El lunes, Amanda invitó a Luisa a su casa para hacer la tarea y comer con su familia. Cuando llegaron, doña Minerva ya estaba terminando de poner la mesa.

— ¡Mami! —gritó Sandro— ¡Ya llegamos!

— ¡Hola, mamá! —dijo Amanda—, invité a Luisa a comer y a jugar, y también para hacer juntas la tarea.

— ¡Qué bueno que llegan, hijos! —respondió doña Minerva—. ¡Qué bueno que trajeron a Luisa

—Buenas tardes, señora, ¿cómo está? —saludó Luisa.

— ¡Muy bien, muy bien, Luisa! Pero, anden, siéntense para que coman.

— ¡Sí, ya tenemos hambre! No hay tiempo para quitarme el uniforme— dijo Sandro, corriendo a sentarse a la mesa.

— ¡Sandro! —dijo Amanda—, espera, recuerda que primero debemos quitarnos el uniforme.

— ¡Ay! Pero mejor primero comemos y luego nos quitamos el uniforme… —contestó Sandro.

— ¡Ay, niños! —exclamó doña Minerva.

—Además, mamá —agregó Sandro—, mis zapatos y los de Amanda, con los charcos y el lodo de las calles, se nos ensuciaron mucho. Creo que tendrás que empezar desde ahorita a limpiarlos para mañana, y a lavar nuestros uniformes.

—En mi casa —comentó Luisa—, Carlos y yo ayudamos a mamá a lavar nuestros uniformes y a bolear nuestros zapatos.

—Aquí no, Luisa —añadió Sandro—. Aquí todo eso lo hace mi mamá. Doña Minerva les sirvió la comida calientita y todos se sentaron a disfrutarla. Mientras lo hacían, Amanda y Sandro le contaban a su mamá cómo les había ido en la escuela.

—¿Qué crees, mamá? —dijo Amanda—. En la escuela hay equipos deportivos y nos invitaron a formar parte de ellos. Luisa entró en el de volibol.

— ¡Qué bien, hija! —contestó la señora—. Y tú ¿quieres entrar en alguno?

—Sí, mamá. Quiero ser parte del equipo de volibol, junto con Luisa — contestó Amanda.

—Mamá, yo quiero entrar a futbol, ¿puedo? —preguntó Sandro.

— ¡Claro que sí, hijo! Los dos pueden entrar al equipo que quieran. Si les gusta, pues adelante —respondió doña Minerva.

—Además, los entrenamientos son por las tardes. No interrumpirían nuestras clases —dijo Luisa, apoyando a sus amigos.

—Las clases son lo de menos, Luisa —comentó Sandro—. Lo importante es ¡divertirnos jugando!

Rápidamente todos terminaron de comer.

—Niños —dijo doña Minerva—. Iré a casa de su tía Lula. Regreso antes del anochecer. Pórtense bien. Se quedan con su hermana mayor.

—Sí, mamá —contestó Carolina—. ¿Qué les parece si ahora vamos a jugar a los videojuegos y luego hacemos la tarea? Yo soy buenísima, siempre le gano a Sandro.

— ¡Buena idea! —respondió Luisa.

—Te aseguro que ahora yo te ganaré en los videojuegos, Amanda — agregó Sandro—. ¡Vamos!

  • “Primero el deber, después la diversión”.

Amanda, Sandro y Luisa jugaron toda la tarde y ya casi oscureciendo...

— ¡Ya es tardísimo, Amanda! —exclamó Lupita—. Se me pasó el tiempo rapidísimo, tengo que irme. ¡Ay, ya no hicimos la tarea!

—Ya es tarde —dijo Sandro—. Mejor mañana, antes de que llegue la maestra, la terminamos en la escuela.

— ¡Sí, Luisa! —agregó Amanda—. Mañana la hacemos en la escuela… —Bueno —dijo Luisa—, entonces nos vemos mañana. Me despiden de su mamá, adiós.

Actividad

Cuidando los espacios públicos

1.- Uno de los valores que debemos aprender muy bien es el de la responsabilidad. Ponerlo en práctica tanto en casa como en la escuela significa que debemos cooperar con los deberes que nos asignen nuestros padres y maestros.

2.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica la imagen en el lugar que corresponde.



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde cada uno de los siguientes valores: Responsabilidad y Respeto.



  • Competencias:

    Respeto y aprecio de la diversidad

  • Valores:

    Respeto a la diversidad de género. Igualdad. Equidad.

  • Aprendizajes esperados:

    Describe y respeta semejanzas o diferencias entre las niñas y los niños.

    Promueve la igualdad y la equidad.

Escenario 3

El cumpleaños de Pedro

Escenario

Era un sábado a media tarde cuando llegaron Porfirio, su papá, su mamá y su hermana Fabiola a la fiesta de cumpleaños de Pedro, su amigo de la escuela. Al recibirlos, Porfirio le entregó a Pedro un regalo y la mamá de Pedro los pasó a tomar asiento en una mesa decorada con arreglos del personaje favorito del festejado. La fiesta estaba llena de familias y había muchas niñas y niños jugando alegremente por toda la casa.

Al poco tiempo, los invitados empezaron a comer. A los padres se les ofreció un platillo de enchiladas con frijoles y salsa de aguacate; a los niños se les dio una hamburguesa con papas fritas y un refresco de lata.

Al terminar de comer, la muñequita que animaba la fiesta empezó una nueva ronda de juegos y pidió que todos los niños pasaran a jugar a brincar la cuerda y dijo que el que brincara más veces sin que la cuerda lo tocara, se ganaría un premio. Fabiola corrió rápido a la fila de niñas y niños que esperaban turno para saltar la cuerda y cuando Porfirio iba a formarse en la fila, su papá le dijo:

—Tú ¿a dónde vas? Ni creas que vas a jugar esos juegos de niñas. ¡Vete a la mesa y espérate a que pongan otro juego para niños!

  • “Las niñas y los niños vivimos mejor en igualdad de oportunidades”.

La madre, al ver llegar a Porfirio a la mesa, se molestó con el papá y dijo que hablarían en casa. Mientras tanto, Fabiola seguía divirtiéndose con las demás niñas y niños y no entendía por qué Porfirio no salía a jugar.

Pasaron dos horas y la fiesta llegaba a su fin, pero antes de que se retiraran, la madre de Pedro pidió ayuda a los asistentes para recoger la basura y lavar algunos platos y vasijas. En ese momento, la mamá de Porfirio le pidió a él y a Fabiola que le ayudaran a recoger los platos para llevarlos a la cocina y lavarlos, pero su papá le dijo a la mamá:

— ¡Llévate a Fabiola para que te ayude! ¡Ya sabes que no me gusta que a Porfirio lo pongas a hacer esas cosas de mujeres!

Después le dijo a Porfirio: —Ándele, mi hijo, váyase a jugar con sus amigos.

Fabiola y su mamá recogieron las cosas y se llevaron los platos a la cocina, mientras Porfirio se fue corriendo a jugar con Pedro y los demás niños. Al llegar a la cocina, Fabiola le preguntó a su mamá.

—¿Por qué papá no quiso que mi hermano nos ayudara a lavar los platos?

Actividad

Identifica actividades que pueden hacer tanto niñas como niños

1.- Es importante que sepas que tanto niñas como niños tenemos los mismos derechos y oportunidades.

2.- Observa las imágenes que se encuentran en la parte de abajo del recuadro. Haz clic sobre cada una de ellas y con la ayuda de tu familia o maestra escribe en el cuadro de texto qué actividades pueden realizar tanto niñas como niños.



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde: Respeto a la diversidad de género, Igualdad y equidad.



  • Competencias:

    Sentido de pertenencia a la comunidad, la nación y la humanidad.

  • Valores:

    Respeto a los espacios y servicios públicos. Participación social. Responsabilidad.

  • Aprendizajes esperados:

    Identifica efectos negativos o positivos sobre el ambiente que producen las personas en el lugar donde viven.

Escenario 4

Jugando en el parque

Escenario

Un viernes por la tarde, después de la escuela, don Pablo llevó a Manuel al nuevo parque que está cerca de su casa para que jugara un rato. Al llegar, don Pablo se encontró con Jorge, su amigo, quien también había llevado a sus hijos, Ángel y Felipe.

Manuel se fue directamente a los columpios, se abrazó a un poste del columpio para esperar su turno y observaba lo que hacían sus amigos en el parque.

Ángel y Felipe, en sus bicicletas, atravesaban los pequeños jardines de pasto recién plantado.

Julio jugaba alrededor de una banca y construía un puente para pasar sus carritos.

Miguel y Juan se divertían tirando agua con una manguera que el jardinero había dejado olvidada.

Julio se dio cuenta de que Manuel estaba parado y le dijo:

  • “¡Cuidemos los parques para que todos disfrutemos de ellos!”

— ¡Hey, Manuel! Ven a jugar conmigo. Estoy construyendo un puente para que pase mi camión de bomberos. Ayúdame a construirlo.

Ángel y Felipe escucharon a Julio e inmediatamente Ángel le gritó a Manuel

— ¡Hey, Manuel! Mejor ven con nosotros. Toma tu bicicleta y vamos a jugar unas carreritas. En el pasto las llantas patinan como si fueran motocicletas. Ándale, vente.

En ese momento, don Víctor recibió una llamada de su esposa, para que pasara a recogerla a su trabajo, por lo que le pidió a su amigo Jorge que cuidara de Manuel en lo que él iba por su esposa.

Don Víctor le dijo a Manuel:

—Manuel, vuelvo en media hora. Voy por tu mamá. Don Jorge te cuidará.

Mientras tanto, sus amigos le insistían:

—Manuel, ven a jugar. Manuel se quedó parado, observando atentamente a Miguel y a Juan y no sabía por quién decidirse para ir a jugar...

Actividad

Cuidando los espacios públicos

1.- De los lugares favoritos para jugar y practicar actividades deportivas se encuentran los parques, los estadios, las plazas, etc. Se les llaman espacios públicos y son para todos.

2.- Elabora un dibujo de la actividad que más te guste hacer en un parque o en la plaza. Haz clic sobre el color que más te agrade y ¡empieza a dibujar!



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde: Respeto a los espacios y servicios públicos, Participación social y Responsabilidad.



  • Competencias:

    Manejo y resolución de conflictos.

  • Valores:

    Respeto a los demás, Diálogo, Paz.

  • Aprendizajes esperados:

    Identifica situaciones de conflicto que se presentan en su vida cotidiana y sus posibles causas.

    Emplea el diálogo como una herramienta útil que posibilita la solución de conflictos que puedan presentarse en la convivencia con los demás.

Escenario 5

Hay que dialogar

Escenario

Cierto día, en la escuela, los maestros tuvieron una reunión y los niños disfrutaban de un tiempo libre en el patio. Leonardo jugaba a las canicas junto con Esteban y Darío, cuando llegó Luis hasta donde estaban.

— ¡Leonardo León! ¿Cómo estás? —gritó Luis, y todos los demás niños voltearon.

— ¡Ja, ja, ja, ja! —se reían todos—. ¡Te dijeron “Leonardo León”!

Entonces Leonardo, muy enojado por las burlas de sus compañeros, se levantó y se le fue encima a Luis, arrojándolo al suelo y pateándolo.

— ¡No, no! —gritaba Darío—. ¡Esperen! ¡No se peleen!

— ¡Leonardo, espera! —decía Esteban, mientras intentaba detenerlo.

—Tranquilo, Leonardo —dijo Luis—. Tranquilo. ¡No sabía que te enojarías tanto!

—Pues ya saben que no me gusta que me digan así —dijo muy enojado Leonardo a Luis y a los demás compañeros que se burlaron de él.

Al escuchar el escándalo en el patio, el director salió apresurado para ver qué estaba pasando.

— ¡Miren, miren! —gritó Esteban asustado—. ¡Allá viene el director!

— ¡Vámonos, vámonos! —se escuchaba el murmullo entre los niños.

Pero el director alcanzó a llegar antes de que los amigos se fueran del lugar y les preguntó:

—¿Qué pasó? ¿Por qué se estaban peleando?

—Es que Luis molestó a Leonardo —dijo Darío con voz baja.

—A ver, niños, vengan todos conmigo a mi oficina para que me cuenten qué fue lo que pasó y vamos a hablar para arreglar las cosas —dijo el director.

  • “Nos respetamos para vivir en armonía”.

Actividad

Identifica valores que ayudan

1.- Entre los hermanos, amigos y compañeros es común que surjan pequeños conflictos. Podemos no estar de acuerdo en algunas cosas, pero en estos casos el diálogo nos permite el manejo y resolución pacífica de los desacuerdos.

2.- Observa atentamente las imágenes. Con la ayuda de tu maestra, haz clic, presiona y ubica en el valor que corresponde.



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde cada uno de los siguientes valores: Respeto a los demás, Diálogo y Paz.



  • Competencias:

    Participación social y política.

  • Valores:

    Solidaridad. Participación social.

  • Aprendizajes esperados:

    Escucha con respeto los puntos de vista de los compañeros del salón de clases.

    Reconoce los beneficios del trabajo en equipo.

    Identifica situaciones de conflicto que se presentan en su vida cotidiana y sus posibles causas.

    Emplea el diálogo como una herramienta útil que posibilita la solución de conflictos que puedan presentarse en la convivencia con los demás.

Escenario 6

Donemos ropa y alimentos

Escenario

—¿Vieron en la televisión lo que pasó en nuestro estado? —preguntó Benita a Patricia y a René mientras esperaban a que timbrara la campana para entrar a clases.

— ¡Sí! —respondió René—. ¿Estás hablando del huracán Álex?

—Sí, así es. Mi mamá dice que fue muy desastroso —contestó Benita.

—Sí. Yo también lo vi en las noticias en la mañana —dijo Patricia—. Hay mucha gente que se quedó sin casa.

—Eso es muy triste, porque hay muchos niños como nosotros que se han quedado sin techo, sin ropa, sin juguetes… y además algunas escuelas quedaron muy dañadas.

—Así es, Patricia —dijo Benita—. También hay mucha gente que no tiene qué comer en estos momentos o incluso que necesitan medicamentos. Y nosotros ¿cómo podemos ayudar a todas esas personas?

—¿Ayudar? —preguntó René—. ¿Y nosotros por qué tenemos que ayudarles? Eso ya es problema de ellos.

—Yo pienso que deberíamos buscar la manera de ayudar a esas personas —dijo Patricia.

—Pues yo no —insistió René—. Eso es asunto de ellos. Yo no tengo nada que hacer. Ese no es mi problema.

En ese momento llegó la maestra.

—Hola, niños, ¿qué pasa? ¿Por qué discuten?

—Lo que sucede, maestra —contestó Patricia—, es que Benita y yo decimos que debemos ayudar a todos los que perdieron sus casas, su ropa o que se quedaron sin comida y medicamento por causa del huracán Álex y René dice que eso no es asunto de nosotros, que eso es problema de ellos.

—Sí, maestra —dijo René—. ¿Por qué tendríamos que ayudarlos? Además, mis papás no me darían permiso de andar ayudando a gente desconocida.

—A ver, niños, pásenle al salón y lo platicamos...

  • “Todos necesitamos de todos. Hoy por ti, mañana por mí”.

Actividad

Identifica acciones de solidaridad

1.- En caso de huracames, terremotos o inundaciones la gente necesita de nuestra apoyo. Con el trabajo en equipo, se avanza mejor cuando se trata de ayudar.

2.- Si a tu equipo del salón de clase le tocara apoyar a alguien, ¿cuáles crees que serían los artículos que podrían donar?. Identifica estos artículos y haz clic, presiona, arrastra y ubica las imágenes en el lugar que corresponda.



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde los valores siguientes: Solidaridad y Participación social.



  • Competencias:

    Apego a la legalidad y sentido de justicia.

  • Valores:

    Respeto. Responsabilidad. Justicia.

  • Aprendizajes esperados:

    Aprecia las reglas y las normas que regulan la convivencia en la familia, la escuela y la comunidad.

    Practica los procedimientos básicos para establecer acuerdos: pedir la palabra y escuchar a quien habla.

Escenario 7

Las reglas de la escuela

Escenario

Eran las ocho de la mañana y la maestra Rocío empezó a pasar lista en el salón de clases del grupo A de primer grado de primaria.

—Arredondo, “presente”; Bolaños, “presente” —. Así continuó hasta terminar con todos los alumnos.

Apenas iba a dar inicio a la clase, cuando observó por la ventana que en el portón de la escuela estaban Julio Gómez y su mamá, quien discutía con la maestra Garza, la directora.

La maestra Rocío alcanzó a escuchar la siguiente conversación:

— ¡Por favor, maestra Garza, permita que mi hijo entre a clases! — decía la mamá de Julio.

—Lo siento mucho, señora —explicaba la maestra Garza—, pero ha llegado media hora tarde con su hijo y, además, no está uniformado. Entiéndame que no lo puedo dejar entrar. Las reglas de la escuela son muy claras y se aplican para todos. La espero mañana con su hijo, debidamente uniformado, antes de las ocho de la mañana.

Entonces, Julio y su madre se regresaron a casa tras la negativa de la directora.

Mientras tanto, la maestra Rocío continuó con la clase de Matemáticas.

De pronto, Manuel sacó su videojuego favorito de la mochila y, al encenderlo, interrumpió la explicación de la maestra, y los demás niños se rieron. Mariana aprovechó la interrupción para comerse unas galletas y, al mismo tiempo, Luis y Pedro le pidieron a la maestra que los dejara ir al baño, pero sólo querían ver unos juguetes nuevos.

Ante la situación, la maestra Rocío les dijo:

—A ver, niños, guarden silencio, vuelvan a sus asientos y pongan atención.

Una vez que todos los niños se callaron y pusieron atención, la maestra les dijo:

—Bien, niñas y niños, el día de hoy vamos a hablar acerca de las reglas de la escuela...

  • “Si conocemos y respetamos las reglas de la casa y de la escuela, todos vivimos mejor”.

Actividad

Las reglas de la escuela

1.- En la casa, escuela y comunidad debes cumplir ciertas reglas, que nos permiten convivir mejor.

2.- Colorea las imágenes de reglas de la escuela y del salón de clase. Haz clic sobre la imagen, elige tu color favorito y ¡empieza a colorear!



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde: Respeto, Responsabilidad y Justicia.



  • Competencias:

    Comprensión y aprecio por la democracia.

  • Valores:

    Participación democrática, Igualdad, Diálogo, Respeto.

  • Aprendizajes esperados:

    Participa en la construcción de una convivencia democrática en los espacios donde se relaciona.

    Se familiariza con procesos democráticos para la toma de decisiones.

Escenario 8

Decoremos el salón de clase

Escenario

Era lunes por la mañana y el grupo de Mariana y Diego quería decorar su salón para hacerlo más alegre y divertido.

Después de pasar lista, la maestra Celia dijo:

—Niños, el viernes les pedí que pensaran cómo les gustaría que estuviera decorado el salón, ¿recuerdan?

— ¡Sí, sí! —gritó Mariana—. ¡Yo digo que pongamos todos nuestros dibujos en las paredes!

— ¡No, eso no! —protestó Diego—. Mejor busquemos figuras de superhéroes, así, grandotas.

—Yo creo que sería mejor poner todos los colores del arcoíris en la pared —sugirió Laura

— ¡Basta, niños! —dijo la maestra Celia—. Creo que es momento de tomar acuerdos. Francisco, escribe por favor en el pizarrón las opciones que sugieren tus compañeros. ¿Hay alguna otra? Bien, niños. Ahora que ya tenemos las ideas es hora de decidir.

—¿Y cómo lo haremos? —preguntó Laura.

Francisco contestó: —Tengo una idea: podemos elegir mediante el juego de piedra, papel o tijera.

—No, no, no —replicó Lucía—. Yo digo que mediante un volado.

Mariana dijo: —Yo creo que es mejor que la maestra decida cuál idea le gusta más.

Ante el desorden que la actividad había generado, la maestra Celia agregó: —Pues tenemos que decidir entre todos con cuál nos quedaremos. Así es que pongámonos de acuerdo de alguna manera...

  • “Todos tenemos el derecho y la obligación de opinar”.

Actividad

Practica los valores de participación, dialogo, igualdad y respeto

1.- En el salón de clases tenemos muchas compañeras y compañeros. Cuando se trata de tomar una decisión, es importante tener en cuenta la opinión de todos. A este ejercicio se le llama democracia. Pero ¿de qué manera podemos llegar a un acuerdo juntos?

2.- Con la ayuda de tu maestra relaciona el valor al concepto. Haz clic, presiona, arrastra y ubícalo donde corresponda.



Reforzamiento de Valores

1.- Haz clic, presiona, arrastra y ubica en el lugar que le corresponde los siguientes valores: Participación, Diálogo, Igualdad y Respeto.



 
Índice  

Libro de Valores

EDUCACIÓN EN VALORES | Primer Grado Primaria 25